Tarta con masa Sablé con piñones cubierta de quesos e higos frescos bañada con miel.


¿Nunca habéis tenido una receta que se os resistiera? Si, ¿Qué se confabule todo en tu contra para no hacerla?

Pues eso es lo que me ha estado ocurriendo durante meses con esta deliciosa "Tarta con masa Sablé con piñones cubierta de quesos e higos frescos"

Tengo debilidad por las revistas y los libros de cocina, bueno los libros de muchos más temas, el caso es que hace unos meses compré una revista en la que venía un pequeño librito que es una joya, seguro que muchos lo tenéis. Fue amor a primera vista desde la primera página, no solo nos enseña y explica a elaborar distintas masas, sino que después las recetas van agrupadas por estaciones, se llama "Tartas para todo el año"

Sinceramente me gustan todas, pero esta fue la elegida al momento, he intentado hacerla por lo menos 4 ó 5 veces, cuando compraba higos, luego no tenía tiempo de hacerla o no se prestaba y los higos que como sabéis son muy perecederos, acabábamos comiéndolos sin recta, así tal cual, cuando disponía de tiempo o la reunión se prestaba, no encontraba higos y así he estado estos meses hasta que el jueves.

Fui al mercado y en un pequeño puesto de verduras y frutas tenía a mi disposición una pequeña caja de higos frescos, dulces y jugosos, los compré y me fui para casa más contenta que unas castañuelas pensando en que por fin este fin de semana probaría la tarta que tantas veces había saboreado con la imaginación.

El sábado me desperté y lo primero que pensé fue en desayunar y preparar la masa Sablé ya que necesita 1 hora de reposo en la nevera y aprovechando que estaba sola, me pondría mi música y disfrutaría de su elaboración, así que me levanté y mi sorpresa fue cuando vi que no estaba sola, mi marido me esperaba con su radiante sonrisa y la mochila llena de planes para esa mañana.

Yo- ¿No te vas con la bici? (cosa que hace todos los sábados del mundo mundial).

El- No, he pensado que podríamos hacer....

Yo- ¡Para morenito!!, hoy tengo mis planes y no sabía que te quedabas, me lo podías haber dicho antes, siento decirte que de hoy no pasa que haga esta receta, cuando la haga podremos hacer o ir donde tu queras.

Así que desayunamos juntos y luego cada uno se puso a lo suyo, el a limpiar el acuario y yo a elaborar esta tarta que hoy os presento y que posiblemente hasta la temporada siguiente de higos no podré volver a preparar, aunque he pensado que cambiando los higos por foie también puede resultar deliciosa.



Hasta aquí la historia de una receta que no quería ser descubierta jajaja y ahora os dejo con ella y juzguéis si ha valido la pena esperar todo este tiempo.



"Tarta con masa Sablé con piñones cubierta de quesos e higos frescos bañada con miel"

   Ingredientes:

     Masa Sablé de piñones:
  • 200 gr de harina de trigo.
  • 80 gr de mantequilla fría en dados.
  • 1 huevo L.
  • 30 gr de piñones troceados.
     Relleno:
  • Jamón serrano en lonchas (en este caso 7 lonchas).
  • 200 gr de queso de cabra fresco.
  • 100 gr de queso fresco (normal).
  • Higos frescos (en este caso 7 higos).
  • Romero.
  • 2 cucharadas soperas de agua.
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.
  • Miel.
  • Mantequilla y harina para el molde.
   Preparación:
      Masa sablé:
  1. Ponemos en un bol la harina y la mantequilla en dados bien fría, la amasamos con los dedos hasta que esté bien mezclado.
  2. Añadimos el huevo, las dos cucharadas de agua, los piñones troceados y la pizca de sal.
  3. Amasar hasta obtener una masa homogénea.
  4. Hacer una bola con la masa,forrar con film transparente y dejar reposar durante una hora en la nevera.
      Relleno:
  1. Batimos 200 gr de queso de cabra fresco junto con 50 gr de fresco normal junto con el aceite y sal, reservamos en la nevera.
  2. Calentar horno a 180º
  3. En un bol, machacamos con un tenedor los 50 gr de queso fresco restante, reservamos.
  4. Cortamos los higos en cruz pero sin llegar al final, los rellenamos con un poco de queso fresco que hemos machacado con el tenedor, aderezamos con romero y regamos con un chorrito de miel.
  5. Colocamos los higos en una bandeja de horno y los introducimos durante 10 minutos a 180º.
  6. Sacar y dejar enfriar.
   Preparamos la masa:
  1. Espolvoreamos con harina el banco de trabajo y extendemos la masa que teníamos en la nevera con un rodillo hasta obtener la medida del molde y un grosor de 5 mm.
  2. Colocar la masa extendida sobre el molde que tendremos untado con mantequilla y espolvoreado con harina previamente.
  3. Acomodamos bien la masa tanto la base como los laterales, cortamos estos si hiciera falta y pinchamos toda la base con un tenedor.
  4. Cubrimos la masa con papel vegetal y colocamos unos garbanzos para que la masa no se hinche.
  5. Cocemos durante 30 ó 35 minutos (yo con 30 minutos tuve bastante, depende del horno).
  6. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
   Montaje:
  1. Extendemos la mezcla de quesos batidos sobre la masa y disponemos encima los higos y las lonchas de jamón serrano.
  2. Por ultimo, regamos con un chorrito de miel antes de servir.

Mezcla de harina y mantequilla.

Higos cortados en cruz y rellenos antes de entrar en el horno.

Masa fría antes de ser untada con la mezcla de quesos.

Regamos con un chorrito de miel antes de servir.

Vuestra porción está servida.

Deseo que os guste tanto como a nosotros.
Siempre es un placer verte por aquí y poder saludarte.
Muchas gracias! 😊

15 comentarios

  1. Una exquisitez de tarta, se me hace la boca agua de pensarlo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé cuando la vi y no quería dejar de probarla, nos encantó.
      Un besazo preciosa

      Eliminar
  2. Guau! Me he quedado con la boca abierta y el estómago gruñendo, jejejeje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gema, eso tiene fácil solución, la preparas y no te quedas gruñendo.
      Un besazo y muchas gracias

      Eliminar
  3. Querida Merche, perdona que te lo diga así de claro, pero ¡esto no se le hace a una buena amiga! Primero me empiezas a contar una historia súper sensual, yo diría que hasta un poquito sexy, (a estoy imaginando la escena, al más puro estilo Hollywoodiense, jejejeje) túbcon la pinza puesta en el pelo, las manos inmersas en la masa, con harinas hasta los codos y tu chico susurrándote al oído, que tiene planes para ti. De entrada ya te digo, que a mí sí me lo dicen así bajito, y antes del primer café, me quito la pinza (a lo cincuenta sombras, Jajajaja) y monto una que hasta los vecinos se escandalizarían, Jajajaja.
    ¿Pero como se te ocurre dejarnos con la miel en los labios? Porque después de ver tremenda tarta, cargada de sensualidad, ¿no me digas que no hubo tema? ¿Porque lo hubo, o no? Jajajaja
    Y ahora me cuentas lo que te parezca, Jajajaja.
    Besitos preciosa mía, me encanta que me cuentes historias en noches como esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaajajaja, menuda pillina estás hecha. ¿Cuantas veces has visto El cartero siempre llama dos veces?
      El tema te lo voy a dar yo a ti jaja, esto es un blog de recetas jaja, te vas a quedar con la miel en los labios jeje.
      Un besote

      Eliminar
    2. Jajajaja, la he visto unas cuantas, pero no hace falta que entres en detalles, tengo muuuuucha imaginación Jajajaja

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Merche!! Pues te entiendo perfectamente, a mi me pasa siempre precisamente cuando la receta implica higos, cuando quiero higos no los tengo y cuando los tengo, termino comiéndomelos, y es que me encantan los higos y no tengo nunca fin con ellos, hasta que no encuentro el plato vacío, no paro, sobre todo si me los como para desayunar, ya no necesito nada más, con los higos me vasta (con todos, claro, sin dejar ni uno), y si es para la merienda, ya no necesito ni cenar.
    Y también te entiendo en cuando tienes planes para meterte en la cocina y hacer una receta tranquilamente, con fotos y todo, prefiero que no me molesten y se olviden de mi por un rato, ja, ja.
    Y tu tarta, ¡¡magnífica!! Me gustan mucho las tartas dulces, pero las tartas saladas, no se quedan atrás, y más como esta, entre medias, con sabores dulzones. Creo que esta tarta se merecía que le dedicaras toda la mañana en exclusiva. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa por lo que comentas jaja.
      Yo también suelo hacer tartas dulces pero es que hay saladas que nos llaman y nos podemos resistir.
      Un besazo

      Eliminar
  5. Merche que obra de arte visual y gustativa nos has regalado para este festivo ¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quieres tanto, es muy rica y no es difícil, así que no te quedes con las ganas.
      Un besazo preciosa

      Eliminar
  6. Hola Merche, qué fotos tan bonitas!! Seguro que hacen justicia a este postre tan rico. Los higos me encantan, has bordado la receta!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elisa, siempre es un placer tenerte por aquí y encima que te guste lo que ves.
      Un besote

      Eliminar
  7. Hola Merche, hoy me he puesto a curiosear tus extraordinarias recetas, cómo he podido saltarme esta delicia? Es genial, finísima y de lujo. Todo un acierto para un día chic. Para degustarlo tendremos que decir al invitado que venga de gala, en caso contrario, se queda sin tu tarta . Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tesoro, no seas exagerada, genial y finísima te lo acepto e incluso añadiría riquísima pero de eso a decir que los invitados vengan de gala jaja, pocas galas me gustan a mi, disfruto más de la compañía.
      Me alegra que te guste.
      Un besazo gordo

      Eliminar